Páginas vistas en total

domingo, 9 de enero de 2011

Heridas gemelas

http://www.youtube.com/watch?v=CuL_cRBlDwc

He dejado atrás todo cuanto me hirió, sin secuelas,
y ahora tengo dos heridas gemelas,
que me recuerdan a cada paso que doy
que no es sólo mí camino el que sigo hoy.

Es nuestro camino, te trajo hasta mí
y quiero que me lleve contigo,
hasta una casa en la falda de un monte
o en el principio de un mundo.

Tus abrazos enredan mi espíritu,
tus tiernos besos llenan mi corazón.
No sé si soportaré que otros brazos te rodeen,
que en tu boca aniden besos que no sean míos.

Ansia... desazón...
corroen mi alma,
que aúlla a la luna
pidiendo un favor.

Pero sé que dos no son sólo uno más uno,
y que te amo tanto como fui amado:
pues amo la justicia y la verdad, y a través de ellas, todo lo demás.
Y si mi amor es justo y verdadero, entonces tu libertad está
por encima de todo, incluso de mí.
Para que me ames, debes primero ser libre:
como yo fui una vez y aún sigo siendo.

No es la verdad, es el verdadero amor lo que nos hace libres.
Te doy mi amor, pero también te doy libertad:
de reír, de cantar, de pensar, de actuar, de amar...

7 comentarios:

  1. Si yo diera ese tipo de libertad, algunas parcelas quedarían vetadas... porque si no, me joderían mucho... pero mucho... ¿O no, Lobo?

    Un Abrazo aullao... :)

    PD... Me he puesto al día, y te he comentado por ahí abajo... No, por "ahí", no... :)... por los poemas.

    ResponderEliminar
  2. ... y es que, por mucho que queramos, no hay amor totalmente incondicional para dar total y absoluta libertad... Es que somos así. Y no es malo.

    Otro Abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Es difícil decirlo... pero yo una vez fui amado así... y cambió mi vida...
    lo difícil de veras no es amar de forma egoísta, lo difícil es amar a alguien tanto como para querer que sea feliz, dependa o no de nosotros esa felicidad... amar tanto como para dar la libertad... que es lo más valioso que tenemos...

    ResponderEliminar
  4. aunque siempre existe la eterna lucha, entre el lobo y el hombre...

    "no sé si voy en buen camino o si me perdí, pero andaba buscando tus labios cuando te escuché reír"

    ResponderEliminar
  5. Otro abrazo, amigo, nos vemos el sábado...

    ResponderEliminar
  6. Si es así, soy tremendamente egoista... Bueno, bueno, entendiendo en el buen sentido, pero si yo mentrego al 100% en una relación, no es que exija respuesta del 100%, pero en la parcela donde se dá todo el amor... lo siento, pero a lo mejor soy más lobo que tú, más territorial... Ya digo, en el buen sentido de la palabra y de las intenciones... No hablo de celos ni desas cosas raras que empobrecen al ser humano.

    No nos veremos, questaré fuera.

    Ale, más abrazos... :))

    ResponderEliminar
  7. No, no me refiero exactamente a darse al 100%, sino a ser capaz de quitar nuestra cadena, que el amor cuando viene ya trae las suyas propias...
    y sí, yo también soy bastante territorial en ese sentido, estrictamente hablando...
    pero creo que el amor al otro ha de ser libre, in-condicional, espontáneo... y no, no doy libertad todas las mañanas, que anda muy cara últimamente... ;)
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar