Páginas vistas en total

sábado, 14 de mayo de 2011

Arena




no recuerdo la primera vez que ví la luz,
y lloré,
y aparecí en tus brazos.

se te olvida
el primer beso que arrasó nuestros corazones
y congeló el tiempo (y la torta que me diste).

se me olvida
el primer chupetón que te hice,
en el pecho.

se nos olvidan, a veces,
las noches de sol a la luz de la luna,
las horas robadas a la brisa,
las risas rieladas por la marea.

nos traspasa el recuerdo
de cuando cabalgamos al viento
en la proa de un velero ceniciento.

he sido para unas amigo,
para otras amante,
para otras hermano y compañero,
para otras hijo...
y aún recuerdo tantas manos llenas de ternura...
y aún tengo por ser tantas cosas...
amigo, amante, hermano, padre, hijo, esposo...

La marea del tiempo va lamiendo, lenta,
la arena de la vida,
mientras vosotras tapáis con amor
las cicatrices, antes que vuelvan a abrir...

Me pregunto a qué nueva orilla me llevará...
mientras el sol se aleja hacia su horizonte,
de espaldas, en silencio...

2 comentarios:

  1. La cuestión es no obsesionarse... Lo que tengas que ser, lo serás... pero no hay que abandonarse.

    un Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. En esas estamos, amigo, descubriendo nuevas costas y horizontes ;)

    ResponderEliminar