Páginas vistas en total

miércoles, 27 de abril de 2011

Retrato en gris


Dices que te deslizas
hacia el tiempo inexorable
y no te das cuenta
que sólo te acaricia al pasar.

Que sigues un camino que nadie ha marcado,
y en la arena, delante tuya, aún no hay huellas.
Mira hacia atrás, las que hubo
las han borrado la lluvia y las mareas.

Tus pies, lamidos por olas frías,
son los remos de ese frágil esquife,
que se aleja de la tormenta
como la mariposa se acerca al huracán.

Como el silencio eléctrico que vive antes del relámpago,
fuera del tiempo y de la luz, espaciado en el sonido.
En su propio lugar, oscuro y cálido.

Porque, dentro, cuando ya no hay olas,
es cuando vive en ti la calma,
esa en que ardes y esperas, sabiendo...

que hay tabiques estucados más densos
que un día de lluvia, pues esta sólo cae
hacia la tierra, a la que ama...


- Dedicado a una fiera virgen que sigue amando... a la vida...

1 comentario:

  1. Me la voy a imprimir y la colgaré en mi espejo para leerla cada vez que vea en mí una arruga nueva. Muchísimas gracias, de corazón.

    ResponderEliminar