Páginas vistas en total

martes, 6 de septiembre de 2011

Crepúsculo

  
Llueve, mas el agua no moja mi corazón.
Ceniciento, arde como la nieve,
derrite hasta el carbón.

Unos ojos pintados, unos labios rosas:
¿una esperanza, o una expresión?

Sigo cautivo en tu mirada,
aún sin saber cuanto pesa la nada.

Señales fugaces, senda sin desbrozar:
queda mucho camino por andar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario